Las enfermedades reumáticas como la artritis reumatoide, entre otras, se caracterizan por tener un componente inflamatorio, en el cual las responsables de dicha inflamación y del daño que se produce en las articulaciones son las proteínas. Un ejemplo son las citoquinas que intervienen en la degradación del cartílago. En los pacientes obesos existen factores del metabolismo que pueden agravar la inflamación.

Antecedentes médicos en 3d del hombre con sobrepeso con codo y rodillas destacadas Foto gratis

Algunos de los alimentos menos recomendados para la artrosis son los alimentos ricos en purinas y ácido úrico como la carne roja, embutidos, mariscos y algunos vegetales como coliflor, espárragos, espinacas etc. El ácido úrico es un producto de la degradación de las purinas presentes en estos alimentos. Un exceso de ácido úrico en sangre puede formar cristales que se acumulan en las articulaciones causando mucho dolor.

Entre los alimentos más recomendados están aquellos ricos en vitamina C, que encontramos en gran cantidad por ej. en los cítricos.
Por qué es tan importante el aporte de vitamina C ?
es necesaria para la formación del colágeno, principal componente del cartílago.

Set of natural products isolated on white background. Panoramic collage. Wide photo with free space for text.

 También son importantes los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 como el pescado (salmón, atún, sardina), aceite de oliva, aceite de soja, nueces, almendras, etc., ya que ayuda a disminuir la inflamación. El brócoli ha demostrado ser muy útil en la artrosis, inhibe las enzimas que degradan el cartílago. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, el jengibre también ha demostrado ser eficaz en la artrosis contribuyendo en la disminución del dolor. El selenio y la vitamina E presentes en alimentos como los frutos secos, ayudan a impedir la degeneración del cartílago mediante la formación de antioxidantes que eliminan los radicales libres.

Existen diferentes estudios que demuestran que la dieta mediterránea actúa como factor protector en el desarrollo de estas enfermedades y como anti- envejecimiento. la misma consiste en en consumir frutas y verduras frescas, cereales integrales, aceite de oliva, legumbres, pescado, frutos secos. Así como también un bajo consumo de carnes rojas, y de cerveza, siendo ésta última la de mayor relevancia ya que aumenta la producción de purinas y dificulta su eliminación.

La introducción de alimentos ricos en polifenoles en la dieta puede ayudar  a prevenir la obesidad

Los factores que intervienen en la inflamación tienen que ver con la síntesis de sustancias por parte de nuestras células que conocemos como mediadores de la inflamación. Estas sustancias se sintetizan a partir de determinados sustratos de nuestra alimentación, como pueden ser algunos tipos de grasas o de proteínas. las grasas de la serie omega 6 son precursores de mediadores más proinflamatorios y protrombóticos, y las grasas de la serie omega 3 son precursores de mediadores más antiinflamatorios y antitrombóticos. Dependiendo de la mayor presencia en nuestra alimentación de unas u otras, podemos influir en cierta medida en este proceso.

Grasas omega 3

Entre los alimentos ricos en grasa omega 3, se destaca los pescados, frutos secos y aceites de algunas plantas. En cuanto a los antioxidantes, la recomendación es más fácil. Hay que comer vegetales de los colores más variados posibles. De esta manera aseguramos un aporte óptimo de estas sustancias.

Por qué debes tomar Omega 3 y en qué alimentos lo puedes encontrar
ALIMENTOS RICOS EN OMEGA 3